20 octubre, 2016

Construcción made in Spain

Construcción made in Spain

Si pensamos en las casas de los indios americanos vemos inmediatamente dibujadas en nuestra mente aquellas tiendas de campaña fabricadas con pieles de animales llamas Tipi. Si pensamos en las tribus africanas vislumbramos esas casas que levantan con barro, heces, ramas y piedras. En Alaska, el iglú. En Argentina, La Ruca. La Yurta en Asia Central. En Corea vemos Hanok y en Japón las Minka, pero… ¿qué casas tradicionales tenemos en España?

Puede que nuestras construcciones típicas no sean tan antiguas como algunas de las anteriormente mencionadas, más que nada porque la diversidad cultural que ha habido en este territorio ha sido tanta que deberíamos hablar de casas persas, árabes e incluso godas. Sin embargo, sí podemos hablar de algunas construcciones más modernas que son tan típicas de España como las Tipi lo son en Estados Unidos.

Construcciones típicas españolas

La Barraca Valenciana

Paseando por la huerta valenciana o por la albufera podemos encontrar las típicas barracas valencianas, que se destinaban tanto a vivienda de agricultores en las zonas de interior, como morada de pescadores en la costa. Se caracterizan por tener un tejado a dos aguas bastante elevado (7metros) en un ángulo de entre 50 y 60 grados. Solían ser blancas, en su totalidad y se construían en adobe. Actualmente hay una versión moderna de esta barraca cuyo tejado se construye con pizarra española. Una de las mejores empresas que exportan este material es Pizarras y Derivados.

Quintana Asturiana.

La casa típica de Asturias, cuenta con una vivienda construida en piedra, con un hórreo o panera para el almacenamiento de los alimentos y está rodeada por verdes prados y extensos montes. Suelen destacar sus tonos blancos y marrones.

El Pazo Gallego.

Una vivienda de carácter señorial edificada en piedra en la que habitualmente residían familias nobles gallegas, normalmente se rodeaba de algunos edificios menores y jardines.

La Masía Catalana.

Se trata de una casa de campo catalana, una construcción rural con origen en la arquitectura romana. De hecho si te fijas un poco seguro que puedes descubrir vanos en forma de arcos de media punta e incluso discretos rosetones a modo de ventanas. Estas edificaciones se destinaban a viviendas ligadas a la explotación agraria o ganadera en las que se situaban pero, actualmente, son auténticos chalets de lujo.

Cortijo Andaluz.

Tan reconocido por los famosos patios de Córdoba,  es la casa típica andaluza y estaba dedicada a la explotación agrícola y ganadera de las zonas del sur. Además de la casa principal contaba con varias dependencias anejas y grandes extensiones de terreno alrededor. El patio, centro neurálgico alrededor del cual se construían el resto de habitaciones, se llenaba de plantas y macetas de colores que aún a día de hoy siguen estando en todas las casas andaluzas.

Cigarral Toledano.

El cigarral toledano tiene su origen en las fincas rurales y de recreo situadas en las orillas del río Tajo a su paso por Toledo. La vivienda principal forma parte de un conjunto similar al del cortijo en Andalucía, con un amplio terreno circundante.

Caserío Vasco

En las zonas del norte, tanto ene l País Vasco como en Navarra encontramos el caserío, una construcción de piedra aislada del resto y también dedicada a las labores del campo.