12 febrero, 2017

La Feria de Málaga toma la alternativa

La Feria de Málaga toma la alternativa

Seguro que cuando escuchas la palabra Feria lo primero que te viene a la cabeza es la Feria de Sevilla. Es normal. Es la más conocida y tiene mucha fama. Yo he estado un par de veces y merece la pena, pero hay otra feria que no tiene tanto caché pero que, en mi opinión, supera con creces a la que se hace en tierras sevillanas. Se trata de la Feria de Málaga.

La historia de la Feria de Málaga conmemora la toma de la ciudad por parte de los Reyes Católicos el 19 de agosto de 1487, incorporándola a la Corona de Castilla. Estos dieron a la ciudad la imagen de la Virgen de la Victoria. El recién formado Ayuntamiento acordó como conmemoración de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, se hiciera una fiesta anual el día de la Asunción, para conmemorar aquel hecho.

Dos ferias

Una de las singularidades de la Feria de Málaga reside en la división de las zonas de celebración, pues aunque el recinto ferial se encuentra en el Cortijo de Torres, el centro histórico de Málaga vive su particular “Feria de día”. Por tanto se podría decir que en Málaga existen dos ferias, la “Feria de día”, en el centro de la ciudad, y la “Feria de noche” en el Cortijo de Torres, aunque en el recinto ferial se mantiene la actividad festiva durante toda la jornada.

Por el día, el centro de la ciudad es un hervidero de gente, debido en gran medida a la fecha de celebración en la que cientos de miles de personas de todos los rincones del mundo pasan sus vacaciones en la Costa del Sol. Las calles del centro histórico son decoradas con farolillos y adornos florales, se montan casetas, se celebran espectáculos para niños y mayores, bailes, pasacalles con orquestas y un sin fin de eventos entre los que cabría destacar a las pandas de verdiales que recorren las vías y plazas principales mostrando su singular y antiguo folclore, mientras los carruajes y tiros de caballos engalanados toman las calles de la ciudad. Aquí es donde puedes ver a muchos famosos.

Flamenco y copla

Asimismo el flamenco y la copla están presentes en toda la feria ya que no hay que olvidar que Málaga y su provincia es una zona geográfica del cante. Además de la música tradicional, en multitud de establecimientos durante la Feria de día y en las casetas en la Feria de la noche se pueden escuchar diferentes estilos musicales para cualquier gusto. Yo me compré un traje de flamenca y unos zapatos en la web e-molina.com, y la verdad es que hice un gran papel.

Por la noche la fiesta se concentra en el Real del Cortijo de Torres, donde de forma ordenada se sitúan casetas, puestos de feriantes y atracciones mecánicas para la diversión de todos los públicos. Y digo lo de forma ordenada porque recuerdo que en Sevilla era todo un caos.

Por último, si eres aficionado a los toros estás de enhorabuena porque suelen venir espadas de primer nivel.

Si todo esto te ha gustado, conoce las fechas de este año para ver si te cuadran y quieres ir. Te aseguro que te lo vas a pasar muy bien y vas a querer volver todos los años. No te olvides de brindar con un buen vino malagueño. Salud.