12 Diciembre, 2016

El misterio del Euskera

El misterio del Euskera

Si hay una zona en España que me llama muchísimo la atención por encima de las demás es el País Vasco. Me parece una comunidad muy interesante, no sólo por su idioma sino porque tiene raíces culturales muy diferentes a las del resto de España pero, obviamente, es su idioma lo que más llama mi atención.

Pensemos en el catalán o el gallego por ejemplo, son lenguas que, como el castellano, provienen del latín, algo que es muy comprensible puesto que la península ibérica ha sido morada de multitud de pueblos que hablaban el latín tiempo atrás. Sin embargo-, el euskera es una lengua NO indoeuropea que se habla también en algunas zonas de Francia y que, como el finés, el húngaro o el estonio es considerada una lengua aislada porque es uno de los pocos idiomas en Europa que no desciende del tronco indoeuropeo.

Origen desconocido

El euskera es una lengua de tipología aglutinante que no muestra un origen común claro con otras lenguas, lo que ha llevado a diversas y múltiples teorías sobre el origen de la misma. Todas las hipótesis que se han hecho hasta el momento sobre el origen del euskera carecen de fundamentos sólidos y la única probada e irrefutable es la que lo relaciona con el antiguo aquitano, una lengua de la que se conservan apenas unas 400 inscripciones fúnebres en Aragón, La Rioja o Navarra. De hecho, hay expertos que consideran que el aquitano no es más que vasco antiguo, lo cual tiene mucho sentido pero sigue sin esclarecer nada.

Se ha defendido que el idioma estaba emparentado con las lenguas íberas prerromanas de la Península Ibérica, pero a finales del siglo XX también se dijo que el euskera era el único superviviente de una familia de lenguas caucásicas de Europa que fue barrida con la llegada de los indoeuropeos en el siglo XIII, las teorías son tantas que hasta se ha dicho que el euskera es un idioma emparentado con las lenguas bereberes que se hablan en el noroeste de África y, aunque parezca imposible, es una teoría que tampoco se ha podido descartar.

Históricamente, una de las primeras hipótesis míticas sobre el origen del euskera es el Tubalismo. La teoría dice que todas las lenguas proceden de Babel y su famosa torre y que el vasco sería el idioma original anterior a la confusión de las lenguas.

Realmente tanta hipótesis y teoría, míticas o no, lo único que hacen es reforzar la idea de que no hay nada seguro y de que por mucho que se opine o se diga no hay nadie que tenga la clave para desgranar este misterio y, por tanto, el euskera sigue siendo una lengua con un origen desconocido. De lo que sí estoy segura, es de que es una lengua que no podemos dejar morir y, en este sentido, el Gobierno Vasco y las asociaciones de conservación de la cultura vasca están haciendo una actividad encomiable. Una de las webs que más me ha llamado la atención es la de la Fundación Azkue porque, para promover el idioma, han colgado libros en euskera digitales gratuitos para que todo puedan leer en este idioma sin excusas. Creo que es algo que deberíamos hacer con todas las lenguas co-oficiales al castellano en España aunque, obviamente, eso no depende de mí así que lo único que puedo hacer es admirar cómo la diversidad cultural  ha dejado estas maravillas entre l¡nuestras fronteras.