19 abril, 2016

Carne ó caldeiro, una receta gallega tan sencilla que se puede preparar el cualquier sitio

Carne ó caldeiro, una receta gallega tan sencilla que se puede preparar el cualquier sitio

En la ciudad donde resido se organizó un evento al cual estaba invitada. Allí había quedado en verme con una amiga que también asistiría. Cuando llegó, por cierto, la vi guapísima. Llevaba un vestido precioso que le sentaba impresionantemente bien, y le pregunté dónde lo había comprado. Me dijo que era de la firma española HHG, unos fabricantes mayoristas de ropa de mujer a los que su hermano, que tiene una tienda de ropa de mujer, lleva comprando desde hace tiempo. Como os decía, el evento al que me refiero era justamente organizado por su hermano, para la presentación de la colección de ropa de la temporada primavera-verano, mediante un desfile y posteriormente una comida típica de la zona, de Galicia, que estaba sabrosísima. Ya sabéis que en Galicia no hay una buena fiesta sin una buena comida, y que sus productos son de una excelente calidad. Pues bien, se trata de carne ó caldeiro, una receta muy tradicional que, junto al pulpo á feira, es uno de platos protagonistas de las fiestas y romerías de Galicia. Los invitados quedaron todos encantados.

Os indico la forma en que se prepara, pues su elaboración es muy sencilla, sin ninguna complicación, rápida y sana, y el resultado, como os digo, riquísimo:

Los ingredientes para su preparación  para dos personas serán:

  • Principalmente 1 kilo aproximadamente de falda de ternera, con hueso y con un poquito de grasa, pero muy poca, cortada en trozos grandes. En caso de no tenerla, también se puede preparar con jarrete. Solamente hace falta que la carne sea tierna y de buena calidad.
  • Cuatro patatas pequeñas.
  • Pimentón de la Vera, puede ser dulce o picante, según los gustos de cada uno.
  • Aceite de oliva.
  • Sal

shutterstock_233211037reducida

Cómo prepararlo

Ponemos a calentar en una olla agua con un poco de sal, y cuando comience a hervir le incorporamos la carne, que debe quedar totalmente cubierta, y se deja cocer a fuego lento aproximadamente  durante una hora, hasta que esté tierna.

Cuando la carne ya sirva, la retiramos para una fuente, y en esa misma agua, para que cojan el sabor de la carne, se echan a hervir las patatas, que previamente habremos pelado, y se dejan cocer hasta que estén tiernas, pero sin que lleguen a deshacerse.

Las retiramos y las colocamos junto a la carne en la misma fuente.

Cogemos un pequeño cuenco y echamos dos cucharadas del agua de la cocción de la carne y las patatas, un buen chorro de aceite de oliva y una cucharada de pimentón. Removemos todo bien con una cuchara para que se mezclen estos ingredientes, y regamos con ello la carne y las patatas.

Con la comida bien caliente la servimos en la mesa, y preparaos para recibir felicitaciones, pues seguramente le gustará a todo el mundo, tanto a pequeños como a mayores, y si deseáis que el plato os resulte todavía más típico, podéis servirlo, en vez de en una fuente, en un plato de madera, como si de un plato de pulpo se tratase, así quedará redondo.