10 enero, 2019

Escapando de la rutina

Escapando de la rutina

Ya queda poco para el puente de la Constitución, unos días de descanso para poder desconectar del trabajo, salir de la rutina y coger energía antes de la espiral de salidas, actividades y compromisos navideños que nos depara el mes de Diciembre. Para aprovechar esos días podemos valorar la opción de hacer un pequeño viaje dentro del territorio nacional. Tanto para aquellos a los que les gusta el arte arquitectónico, la naturaleza, y la buena  gastronomía, como simplemente prefieren conocer más el país en el que viven, España es rica en atributos turísticos.

Úbeza y Baeza, Patrimonio de la Humanidad

Una excelente opción, con motivo del decimoquinto aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es visitar Úbeda y Baeza, dos localidades que distan la una de la otra 10 kilómetros en la provincia de Jaén, muy cercanas a la localidad de Cazorla y al Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Úbeda y Baeza son dos ciudades Patrimonio de la Humanidad gracias al conjunto monumental renacentista que rodean sus calles y  fachadas empedradas y que se ha convertido en uno de los destinos preferidos para los apasionados de la historia, el arte y el patrimonio.

El Renacimiento es un movimiento artístico que se desarrolla entre los siglos  XV y XVI para dejar atrás al arte románico y gótico de la Edad Media ligado a la iglesia. Este nuevo arte dio sus primeros pasos de la mano de los que se conocieron como los humanistas italianos, estudiosos de las artes de la antigua cultura occidental, de griegos y romanos. Andrés de Vandelvira sería un destacado arquitecto que ideó y construyó muchos edificios inspirados en este arte por la provincia de Jaén, en los que siempre destacó su incorporación de elementos  propios del arte musulmán, a este rastro que dejó el artista se le conoce hoy en día como la Ruta Inclusiva del Renacimiento del Sur en los municipios de Jaén, Úbeza y Baeza, ruta ideada para conocer y visitar todos sus edificios.

Para entender el Renacimiento en Andalucía tenemos que pensar en Úbeda y Baeza y para conocer todo su patrimonio lo mejor es ir de la mano de un especialista, tanto para hacer turismo como para deleitarse con su patrimonio la idea más acertada es la de contratar a un guía oficial de turismo de la Junta de Andalucía que se encuentre debidamente preparado para instruirnos en el arte monumental  de esas dos localidades Patrimonio de la Humanidad, así como de sus alrededores. En visitaubedaybaeza.com podemos diseñar nuestros itinerarios y contratar diferentes visitas guiadas que se amolden a nuestros intereses online. Además en su página podemos encontrar todo tipo de recomendaciones no solo para llegar sino dónde alojarnos, dónde comer y qué visitar, sin duda un servicio que nos ayudará a planificar nuestra visita a Úbeza y Baeza.

Cuando visitemos Úbeza. No podemos dejar de visitar la plaza de Vázquez de Molina, considerada una de las más bellas de España, una obra de arte por sí sola, se extiende al sur de la ciudad en el corazón de la ciudad árabe. En ella  encontramos la Sacra Capilla del Salvador que en una sola y simple palabra es, espectacular. Bien cerca nos encontramos con el Palacio del Deán Ortega, parador Nacional de Turismo, y la Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares en la que como testigo del paso del tiempo  podemos  encontrar un antiguo templo romano en honor a la diosa Diana, restos de la edad del Bronce y una mezquita musulmana. Y por último no podemos olvidar dentro de la plaza el conocido Palacio de las Cadenas donde hoy en día se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad. Caminando por las calles empedradas llegamos al antiguo Hospital de Santiago que otrora hizo las veces de iglesia, panteón y palacio, y que hoy en día está destinado a centro cultural. Otro enclave de obligada visita de la Sinagoga del Agua, recientemente descubierta accidentalmente, que se compone de un patio, sala principal con arcos apuntados, una bodega y el Mikveh donde se realizaba la purificación mediante baños rituales. Y por último que no lo único, destacar la Casa Museo de Arte Andalusí del siglo XV.

Al encanto de Baeza contribuyó Antonio Machado con sus versos. La plaza de Santa María construida sobre la desaparecida mezquita aljama se encuentra presidida por la fuente de Santa María y es dónde hallamos la catedral baezana de Vandelvira a la que dotó de las características del Renacimiento. Pero la verdad es que de Baeza lo que más llama la atención junto a su Catedral son sus calles, dejarse envolver por el ambiente de esta localidad no tiene precio.

En definitiva, Úbeza y Baeza son una cita ineludible, un lugar que visitar de manera obligada, una escapada perfecta para cualquier fin de semana  en cualquier momento del año.