27 septiembre, 2018

Formación continua, la mejor forma de no quedarse atrás

Formación continua, la mejor forma de no quedarse atrás

El padre de mi mejor amigo era médico, y a parte de ser la persona a la que acudían todos los padres cuando a alguno de la pandilla le pasaba algo, destacaba por ser el que más viajaba. En aquel momento no entendíamos muy bien el motivo de sus continuos viajes a diferentes partes del mundo.

Ya cuando crecimos y tuvimos conciencia de lo que ocurría, nos dimos cuenta de que el padre de nuestro amigo Juanito estudiaba tanto a más que nosotros. En los diferentes viajes no se iba a divertirse, sino a actualizarse en las diferentes novedades médicas de las que estaba especializado y que practicaba con los pacientes.

Una de las tendencias actualmente es la reproducción asistida, y aquí no podemos olvidarnos de la formación de calidad que presta IVI Global Education, una institución educativa especializada en medicina reproductiva que proporciona a sus estudiantes las herramientas necesarias para marcar la diferencia en el campo de la reproducción asistida

Esto es un ejemplo de formación continua, que en los médicos por ser una profesión que cada día avanza gracias a la investigación, muestra una actualización de conocimientos y técnicas. En realidad, hemos mencionado a los médicos, pero existen otras profesiones que día si y día también tienen que estudiar porque las materias cambian.

Lo podemos ver con los abogados, de hecho si conoces alguno seguro que te ha comentado que las Leyes cambian con frecuencia, creando vacíos legales a los que te puedes acoger o todo lo contrario, que te perjudican. El Derecho es uno de los sectores más complejos, porque no solo de las Leyes se depende para practicar la profesión, sino que la jurisprudencia importa mucho para ganar casos y tener un referente jurídico, y todos los días salen nuevas sentencias.

Esto nos da pie para hablar de la formación continua, un tema del que cada vez se habla con más frecuencia, pero al que no se le presta mucha atención. Hoy vamos a comentar los beneficios de la formación continua, apoyándonos en lo que comentan en el blog de Infojobs, un portal conocido de búsqueda de empleo.

Porqué debemos formarnos continuamente

En primer lugar, para reciclarse. Actualizar conocimientos tanto si estás en activo, para poder aplicar las nuevas tendencias en tu sector en tu puesto de trabajo, como si estás desempleado, para adaptarte a procesos de selección que requieran estar al día de las nuevas tendencias y procedimientos.

Esto es muy importante hoy en día, podría decirse incluso que vital, ya que Internet cambia la manera de entender los negocios en un espacio de tiempo muy corto, y como decía Antonio Lobato, si cierras los ojos te lo vas a perder. Perderse las tendencias, técnicas y aplicaciones de Internet a la empresa supone una gran pérdida de oportunidades de obtener clientes.

Adquirir conocimientos totalmente nuevos y diferentes a los que poseías, si es que lo que quieres es cambiar de puesto o de sector para dar un cambio de rumbo a tu carrera profesional. Vivimos en un momento en el que cambiar de sector es posible, e incluso muchas empresas lo valoran.

Hemos pasado de la idea de que cuantos más años de experiencia en un sector más valorado eres, a ser valorado por los diferentes trabajos que has desempeñado en varias áreas. Actualmente se buscan perfiles que sepan adaptarse a varios trabajos y a situaciones, que se manejan con trabajo en equipo.

Adaptación a las nuevas generaciones, sobre todo en conocimientos tecnológicos, que salen ya formadas de las facultades y centros formativos con estos inputs. Es una forma de no quedarse obsoleto en un entorno que cambia a gran velocidad. Ya lo hemos comentado, pero en este caso no solo hablamos de Internet, sino de las diferentes tecnologías que se aplican en los diferentes sectores.

Para mantener el cerebro activo, si no actualizamos conocimientos, el cerebro se “acomoda” y no se esfuerza en pensar y generar nuevas ideas. La formación continua te ayuda a eliminar ese pensamiento de confort en lo ya conocido, en lo que manejas, y te adentras en lo desconocido demostrándote a ti mismo de que eras capaz de cosas que no imaginabas.

Por último, pero no por ello menos importante, la formación continua nos sirve para hacer networking. Ir a cursos y formaciones puede ser una buena forma de ampliar contactos y relaciones. Nunca se sabe dónde pueden surgir oportunidades profesionales y siempre es interesante conocer puntos de vista diferentes al de otra persona.