Los 6 mejores municipios de Alicante para vivir.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Puerto de Alicante.

Alicante, por segundo año consecutivo, es la provincia de España cuya población  ha crecido más porcentualmente. La costa alicantina ha dejado de ser un mero destino vacacional para convertirse en uno de los lugares preferidos por muchos para fijar allí su residencia. En esta decisión influye su clima agradable, la calidad de sus servicios y que la vida es más económica que en otras zonas con características similares. Veamos 6 de los municipios de la provincia seleccionados por la gente para vivir en ellos.

El Instituto Nacional de Estadística, I.N.E. señala que la provincia de Alicante ha crecido durante el 2.023, un 2,5% respecto al año anterior. Esto la convierte en la provincia de España con mayor crecimiento demográfico relativo. En estos momentos, Alicante bordea los 2 millones de habitantes y se espera que supere los 2 millones 200 mil al finalizar está década. Hoy por hoy, Alicante es la cuarta provincia de España en número de habitantes. Por detrás de Madrid, Barcelona, Valencia y por delante de Sevilla y Vizcaya.

El rasgo principal de este crecimiento es que se trata de una reubicación residencial. Alicante es un imán demográfico. Tanto es así que los agentes comerciales de Red Oriol, una agencia inmobiliaria de Orihuela que trabaja con una base de 10.000 clientes, afirman que un piso en la ciudad se vende a la 5ª visita y en tan solo 76 días, cuando lo normal en España es que se tarde de media de 8 a 12 meses.

Este dato indica el atractivo que está adquiriendo la provincia, y que a diferencia de otras zonas españolas, no se basa en una gran urbe en torno a la cual orbitan otros núcleos residenciales, sino de un territorio con más de una decena de ciudades importantes. Estas son 6 de las elegidas por los ciudadanos para irse a vivir a ellas.

Orihuela.

Orihuela es la cuarta ciudad en número de habitantes de la provincia y una de las que más ha crecido en los últimos años. Aunque Orihuela tiene playa, no es el sector turístico su principal motor económico. La Vega Baja del Segura, la comarca de la que es capital Orihuela, es una de las áreas hortofrutícolas más prósperas de Europa.

A todo esto se une el rico patrimonio monumental de la ciudad. Una ciudad habitada desde la época del neolítico y que presenta la mayor proporción de iglesias por número de habitantes de toda España, construidas en diferentes épocas históricas.

De Orihuela atrae sobre todo su clima. Su ubicación privilegiada, pegada al mediterráneo y protegida por un abrigo rocoso de pequeñas sierras, hace que presente un microclima con rasgos tropicales con una temperatura media anual de 18º Centígrados.

La ciudad es además un cruce de caminos, con una localización equidistante frente a otras ciudades importantes de la zona como Murcia, Alicante, Cartagena o la ciudad de Elche, de la que solo le separan 36 kilómetros.

Por si fuera poco, Orihuela dispone de universidad propia, la Universidad Miguel Hernández. La ciudad representa la frontera entre el País Valenciano y la Región de Murcia.

Elche.

El periódico El Español señala a Elche como una de las ciudades alicantinas que mejor calidad de vida ofrece para vivir. Su afirmación la basa en la calidad de sus servicios, su ubicación geográfica y el precio asequible de la vivienda.

Elche es la segunda ciudad más grande de Alicante, con 238.293 habitantes. Durante décadas ha sido el epicentro de la industria del calzado más importante del país. Marcas como Kelme o Paredes nacieron en Elche.

Cuenta con una de las estaciones ferroviarias más importantes de la línea regional Alicante – Murcia, hoy convertida en una línea de cercanías, lo que le otorga una comunicación privilegiada con las dos capitales.

Por si fuera poco, el palmeral de Elche, con una extensión de 500 hectáreas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es el palmeral más extenso de Europa. En él habitan entre 200.000 y 300.000 ejemplares de palmeras, algunas de ellas con más de 300 años de edad.

Elche dispone además de un importante hospital comarcal y comparte con Orihuela la Universidad Miguel Hernández. Aunque es una ciudad de interior, tiene su propia playa a poco más de 20 kilómetros, en El Altet, una pedanía ilicitana.

Calpe.

El periódico digital valenciano El Debate menciona Calpe como la mejor ciudad de la costa de Alicante para vivir. Para ello se basa en la calidad de sus playas y en el precio de alquiler y venta de la vivienda. Con 11 € el metro cuadrado en cuanto al alquiler y 2.789 € respecto a la venta.

Calpe ha sido famoso siempre por tener frente a sus playas el Peñón de Ifach. Una mole calcárea de 332 metros de altura desde cuya cima se puede divisar la isla de Formentera y el Cabo de Santa Pola.

En los últimos años, se ha popularizado como uno de los destinos preferidos para los amantes del turismo gastronómico. No en vano, en esta ciudad de poco más de 25.000 habitantes se concentran 5 restaurantes con estrella Michelín. Toda una corriente culinaria que ha sabido adaptar la riqueza de la gastronomía de la zona, que combina mar y huerta, con las exigencias gourmets contemporáneas.

Desde luego, Calpe es una ciudad en la que se come muy bien y se vive mejor. Con una temperatura agradable durante todo el año y 13 kilómetros de costa, entre las que se alternan playas extensas como la Playa del Levante y el Arenal Bol, con otras calas pequeñas y recogidas.

Torrevieja.

Los que tenemos cierta edad recordaremos como los apartamentos en Torrevieja eran el regalo estrella en el concurso “1, 2, 3” que cada viernes se emitía en la primera cadena de TVE, dirigido por Narciso Ibáñez Serrador y presentado por Mayra Gómez Kemp. Uno de los programas más vistos de la historia de la televisión en nuestro país.

Recordando aquel programa, uno piensa que la televisión pública colonizó la playa de Torrevieja, pero no es así. En el 2023, Torrevieja es el municipio de España que más aumentó su población, un 2,3%. Muchas personas siguen eligiendo esta ciudad mediterránea como enclave para ubicar su residencia. Torrevieja es la tercera ciudad alicantina con más habitantes. Por delante de Orihuela y Benidorm.

Torrevieja basa su economía en el turismo de larga estancia. Los visitantes que pasan semanas y meses en sus playas. Además, es la sede de una de las explotaciones salinas más importantes del país, las salinas de Torrevieja, y cuenta con una importante flota pesquera. Lo que convierte a la ciudad en una zona próspera del Mediterráneo.

Denia.

Denia tiene poco más de 45.000 habitantes, pero en los meses de verano llega a quintuplicar su población, superando los 200.000. Esto hace que disponga de un equipamiento de servicios (sanitarios, de transporte, educativos, etc.) de una gran calidad con relación a la población censal que dispone. Según el Ministerio de Hacienda, es la ciudad de España con menos de 50.000 habitantes que más turistas alberga.

Desde hace años, estos servicios, que en principio estaban pensados para prestarse en periodo estival, se ofrecen durante todo el año. Lo que convierte a la ciudad en un lugar agradable en el que vivir.

La Marina Alta, la comarca que preside la ciudad de Denia, se ha convertido en uno de los destinos preferidos para el turismo de lujo. En las inmediaciones de la ciudad, pegado a la costa, se han construido urbanizaciones de chalets de alto standing.

Pero Denia no solo es atractivo para los bolsillos más pudientes. Dispone de una economía fructífera que ofrece oportunidades de empleo a las personas en edad de trabajar y un buen nivel de vida para las que se han jubilado.

De hecho, tanto la población pensionista española como extranjera representan un grupo de población importante en determinados puntos de la costa alicantina, entre los que se encuentra Denia.

Santa Pola.

El castillo de Santa Pola es uno de los castillos más impresionantes que hay en el litoral español. Un baluarte defensivo construido por los árabes y reforzado en diferentes épocas históricas, que ha protegido a la ciudad de asaltos de piratas y de intentos de asedio militar.

Santa Pola es un importante núcleo pesquero, que permite disponer de productos del mar a buen precio durante todo el año. Esto se aprecia en la calidad de su gastronomía. En Santa Pola se come, probablemente, el mejor arroz a banda del país.

Otro de sus atractivos es su proximidad a otras ciudades importantes. En 24 minutos por carretera te plantas en Elche y en 10 minutos más en Alicante. Tan solo 12 kilómetros separan Santa Pola del aeropuerto alicantino Miguel Hernández.

En Santa Pola, no es solo que todo lo tengas a mano. Dispones de una temperatura agradable durante todo el año, una buena oferta de servicios y distintos ambientes de playa y espacios naturales por los que poder moverte y programar excursiones.

Sin duda alguna, la provincia de Alicante es sinónimo de calidad de vida. Mucha gente lo sabe y ha decidido a instalarse en la zona.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

Noticias relacionadas

¿Cómo superar un duelo?

El duelo es un proceso natural y necesario que surge tras una pérdida significativa, ya sea la muerte de un ser querido, el fin de una relación, la pérdida de un trabajo o cualquier otra

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Más leidos

Los reyes de nuestra gastronomía

La dieta mediterránea se caracteriza por ser equilibrada y proporcionar menor propensión a ciertas enfermedades cardiovasculares degenerativas diabetes

El vino español

El vino español tiene una gran relevancia en el ámbito internacional como en el área nacional La tradición

Scroll al inicio