28 septiembre, 2021

Miel ecológica, conoce más…

Miel ecológica, conoce más…

Antes de hablar sobre la miel ecológica, merece la pena hablar del significado de que un alimento se le denomine ecológico.

Seguro que te has dado cuenta que en estos últimos años está de moda el término “ecológico”. En cualquier clase de comercio podemos encontrarnos con alimento que tenga la denominación o logo que permite la distinción de esta clase de productos. No en vano, incluso se ven supermercados que están especializados en este tipo de productos.

Los alimentos ecológicos que tienen certificación son los que se han llegado a producir atendiendo a las directrices que establece la Unión Europea. En la producción de las mismas se ha respetado el medio ambiente.

Debemos comenzar por no intentar explotar la tierra hasta su agotamiento, de tal forma que podamos aprovechar el clima natural para el cultivo de alimentos en su temporada. Las semillas tienen que provenir de tierras naturales sin ninguna clase de contaminación.

En cuanto al término ecológico, se va a usar para los alimentos que no se han alterado de forma genético, que es una parte de los alimentos que consumimos que disponen de alguna clase de modificación genética, de tal forma que puedan durar más y precisen de menor agua o puedan crecer de forma más rápida.

Cuando hablamos de la producción de los alimentos ecológicos certificados no se usan en los productos que puedan perjudicar la salud, como sucede con los pesticidas.

Una vez que tenemos claro que es un alimento de carácter ecológico al centrarse en la miel de tipo ecológico y en las características.

Las características que tiene la miel ecológica

Pensando en lo que hemos hablado anteriormente, seguro que tienes una duda, piensas que las abejas son libres y esto hace que pensemos que no podamos saber que la miel que vamos a adquirir es ecológica. Para ello hay que fijarse en el logo que certifica la producción. Hay factores importantes para saberlo:

Localización de las colmenas

El sitio en el que se encuentran por lo general deberá estar lo más lejos posible de las zonas urbanas o industriales. Lo mejor es que estén en zonas de montaña que estén lo más alejadas de las diferentes clases de contaminación. En este caso las abejas obreras no se deben alejar más de 1 km de la colmena.

Si tenemos en mente este factor es posible encontrar sitios adecuados sin contaminación para la colocación de las colmenas.

Alimentación de las abejas

Si se quiere producir miel ecológica, las abejas solo deben alimentarse con miel y el polen que recolecten las flores y almacenen en la colmena.

Tratamiento de las plagas y enfermedades

Las plagas y enfermedades que pueden tener las abejas se deben de paliar mediante tratamientos naturales.

Colmenas

Tienen que fabricarse con materiales naturales, por lo general madera.

Extracción de miel

Cuando se extra la miel de la colmena, la temperatura tiene que ser la misma que la que tiene la colmena, no debiendo procesarse de forma que la pueda alterar o calentar.

Los especialistas como Bonamel.com creen que es buena idea tener claro que se quiere un producto de calidad, pues al final los clientes lo valoran y depositan su confianza. El que lo diga una empresa que lleva desde 1990 dedicado a ello da buena cuenta de la importancia de este punto.

La apicultura necesita tener siempre cuidados aspectos como la producción pero también la biodiversidad, el respeto de medio ambiente o la fertilidad de la tierra. Para ello es necesario preservar los recursos de la naturaleza sin el uso de los productos químico de síntesis en las zonas donde se produce la recolección y fomentando una responsabilidad en lo ecológico y creciendo en el desarrollo humano y en el cuidado del entorno en el que se vive.

Los apicultores deben ser profesionales y expertos, lo que terminar por una garantía que va a avalar la calidad de los productos y da más posibilidades en este sentido.

No olvidemos que las abejas son eslabones importantes para los seres humanos y del ecosistema, por lo que es un factor de gran importancia para la naturaleza y la cadena de alimentos.

Con todo esto que te hemos comentado, seguro que tienes ya más claro en qué es necesario fijarse para encontrar una buena miel ecológica.

Esperamos que toda esta información te haya sido de interés y utilidad a la hora de encontrar toda esta información que necesitas. Así que ya sabes, a buscar un buen proveedor toca si quieres tener esa miel ecológica que tantos beneficios nos trae.