4 septiembre, 2019

Oposiciones: una herramienta muy española

Oposiciones: una herramienta muy española

Cada año, miles y miles de españoles buscan en un proceso como lo son las oposiciones un puesto de trabajo en el sector público. El botín es de oro puro: un puesto de trabajo vitalicio, algo de lo que no se puede presumir en todos los campos y que es evidente que es algo cotizado en los tiempos que corren. Durante los años en los que la crisis económica ha copado los titulares de los periódicos y los informativos, las oposiciones han sido la principal vía para conseguir un puesto de trabajo y tener así una cierta seguridad a nivel laboral, económico y, por ende, social.

Y es que, en España, la palabra “oposiciones” es una de las que mayor ilusión y a la vez mayor cantidad de estrés produce. Por un lado, es una puerta hacia lo que ya hemos comentado: esa estabilidad que tanta falta nos hace para tratar de planificar nuestra vida. Pero, por otro lado, genera una gran cantidad de estrés porque es un proceso duro y que requiere de grandes dosis de tiempo y de preparación. Y es que no hay otra manera de superarlas que no tenga esos dos elementos en cuenta. No cabe la menor duda.

Internet se ha convertido en el medio por excelencia para obtener información acerca de este proceso. Los expertos señalan que, desde que se ha desarrollado la red, ha aumentado el número de personas que muestra interés y que están dispuestas a formar parte de una oposición. Un ejemplo de ello es la constitución de páginas web como lo puede ser oposicionesmadrid.info, en la que se detallan todo tipo de ofertas que tienen que ver con el Ayuntamiento de la capital o la Comunidad homónima.

Precisamente, este 2019 ha sido un año realmente importante en lo que ha tenido que ver con oposiciones. Así lo han asegurado algunos medios de comunicación, entre los que se ha encontrado el diario El Mundo, en cuya web hemos encontrado una noticia que hace referencia a que este año ha sido el mejor en una década en lo que a plazas de oposiciones se refiere: casi 31.000 han sido ofertadas recientemente solo en lo que a educación se refiere. Y es que no cabe la menor duda de que este es uno de los sectores a los que más falta le hace savia nueva.

El actual es un momento perfecto para todas aquellas personas que hayan decidido apostar por una oposición como medio para encontrar trabajo en el sector educativo. En España tenemos un sector público que es muy potente, mucho más que el de otros países de nuestro entorno. Eso hace más importantes y más periódicas las oposiciones, que suelen ofrecer varias decenas de miles de plazas públicas al año. En lo que a educación se refiere, este ha sido un año muy fuerte. Así nos lo han comentado los profesionales de la web Preparador Física y Química, que nos han comentado que no han tenido un año con más trabajo que este 2019.

Las oposiciones serán todavía más habituales en el futuro

Las características sociales de un país como el nuestro propician que, de cara a dentro de algunos años, las oposiciones vayan a tener todavía un peso más importante en la vida de los ciudadanos. El motivo es demográfico. La generación conocida como ‘Baby Boom’ se aproxima a la edad de su jubilación. Y es el momento de que muchas de las personas jóvenes las sustituyan. Lo estamos empezando a comprobar en el sector educativo, pero la verdad es que esta es una cuestión que se repite en varios puntos del sector público español.

Lo que está claro es que el relevo generacional es algo que cada día es más necesario y que está empezando a pedir a gritos el sector público. El ejemplo más evidente tiene que ver con las nuevas tecnologías. Está claro que una persona joven sabrá manejarlas de una manera mucho más profunda que alguien que se educara sin ellas. Durante los próximos años empezaremos a ser conscientes de este cambio y de todas las ventajas que nos proporciona en términos de eficiencia y eficacia.

El modo de vida español es a veces demasiado tradicional, mucho más de lo que es recomendable. Y esa es una de las cosas que tenemos que empezar a cambiar. Tenemos que empezar a ver en las oposiciones una herramienta ideal para transformar todo lo que tiene relación con esto. Y así lo estamos haciendo poco a poco. Desde luego, no cabe la menor duda de que este es el motivo por el que cada vez se están pidiendo más habilidades informáticas y tecnológicas a los examinados. Ese factor informático o tecnológico tiene que seguir ganando fuerza. De este modo, la sociedad en la que vivimos también la ganará.