Turismo en moto, una nueva forma de hacer turismo

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Cuando uno oye la palabra turismo, se le vienen a la mente muchísimas posibilidades: turismo aventura, turismo rural, turismo urbano, turismo cultural, ¡incluso turismo de leyendas y de las casas más encantadas de la ciudad! Pero el mundo cambia a una velocidad tan alarmante que cada día surgen nuevas ideas que nos rompen todos los esquemas. Porque cuando uno piensa que ya está todo inventado, de repente descubre algo nuevo y original y se da cuenta de que no es así, ¡de que todavía queda mucho por descubrir y que puede innovarse de mil formas distintas! Pero hoy quiero que sepas que también existe otro tipo de turismo: ¡el turismo en moto!

 

Turismo en moto, una nueva realidad

No, no, no has leído mal: turismo en moto. Créeme, hacía tan solo media hora yo tampoco tenía ni la más remota idea de que este tipo de turismo y de rutas especializadas también existían. ¡Estoy igual de sorprendida que tú, amigo!

Pero ahora, investigando un poco por internet, he empezado a darme cuenta de que este tipo de turismo está cada vez más extendido, ¡y a la gente les encanta!

Seamos sinceros, ¿a cuántos de nosotros no nos encantaría tener una moto grande para irnos por ahí a conocer mundo? Está comprobado que nos encanta las motos, sobre todo porque la venta de este tipo de vehículo se ha visto potenciada estos últimos años. Puedes comprobarlo aquí por ti mismo.

Y es que los coches nos encantan… pero las motos, poder disfrutar del viendo en la cara, la velocidad de primera mano, sentir que tú dominas esa máquina y que está bajo tu control por la carretera. Y todo esto, viendo pasar coches a tu lado a toda velocidad.

El amor del ser humano por la velocidad no es algo nuevo, es algo que venimos arrastrando desde hace mucho tiempo. Por ello, lo primero que se inventó fue el carruaje tirado por caballos, que posteriormente pasaría a los primeros coches (que, siendo sinceros, no corrían demasiado). Todo esto acabaría evolucionando a la aparición de, en primer lugar, la bicicleta… y esta pasaría posteriormente, al igual que los carruajes a caballo, a una motocicleta capaz de moverse por sí misma sin ayuda de pedaleos ni de nuestro esfuerzo.

Creo necesario, además, hacer mención a otro tipo de vehículo similar que ha ido cogiendo fuera estos últimos años, que son los patinetes motorizados. De hecho, cada vez es más normal ver por las calles y las aceras a estas personas que pasan con sus patinetes a toda velocidad. Es un buen sustituto de una moto, pero, sin duda, no va a sustituirla nunca porque jamás alcanzará la velocidad que esta puede coger en carretera abierta.

 

¿Cómo es el turismo en moto?

La realidad es que el turismo en moto es muy, muy sencillo de comprender, así que atento.

El turismo en moto consiste, simple y llanamente, en realizar seleccionar alguna de las establecidas por una empresa (que puede ser en tu mismo país o en cualquier otro), coger tu vehículo y, sin más, ¡meterte en la carretera! De verdad, es así de simple. Normalmente las empresas que realizan turismo en moto tienen en sus registros una serie de rutas establecidas para que el cliente seleccione la que más le interese. Tras seleccionarla, se unirá a otros turistas motorizados que les acompañará en todo el recorrido que dure el viaje.

Las rutas pueden ser desde varios días, hasta varias semanas, dependiendo del dinero que desees gastar, del tiempo que desees pasar fuera… y, por supuesto, de la ruta que selecciones.

Desde Euromotor Motorcycle tours, nos explican que una de las cosas que hacen destacar este tipo de turismo es que las empresas que se dedican a ello están cambiando continuamente de rutas. No son estáticas, por lo tanto, una persona puede hacer una ruta por Italia un mes y, cuando se informe de nuevo en la misma web, encontrarse con que ha parecido una nueva ruta por toda Andalucía. Nos explican que ir variando es algo esencial en este negocio, porque los motoristas no son estáticos, aman el cambio y lo inesperado.

Hoy, vamos a ver una serie de cosas que tan vez necesites saber antes de embarcarte en la toma de decisión de realizar un turismo tan dinámico como el mototurismo.

 

¿Qué es lo que voy a necesitar?

Al igual que cuando te vas a hacer rutas rurales a pie, con las rutas en moto vas a tener que tener en cuenta una serie de necesidades. Aquí, quizás lo importante es ponerte unas buenas botas de montaña que no resbalen… pero sí que vas a necesitar otra serie de cosas que, aunque sean más técnicas, harán de tu viaje mucho más cómodo y seguro.

-Antes de atreverte a realizar una ruta en moto, plantéate llevar tu moto al taller para una revisión profunda. Tal vez pienses que no sea necesario porque tu moto funciona a la perfección y no ves que le pase nada… pero no es lo mismo coger tu vehículo para ir a la ciudad vecina, que cogerla para hacer una ruta de quinientos kilómetros. Los accidentes en moto son una realidad muy peligrosa, y, sobre todo por tu propia seguridad y la de tu acompañante, si es que lo llevas, asegurarte de que el vehículo que vas a utilizar para desplazarte está en perfectas condiciones deberías ser algo de vital importancia para ti.

-Por supuesto, además de tu equipaje, lleva equipo adecuado para el viaje en moto. Porque todos sabemos el frío que se pasa en moto en ciertas épocas, pero también sabemos que, para viajes en moto, son necesarias una serie de equipamientos seguros y, por supuesto, obligatorios por la Dirección General de Tráfico. Por supuesto, necesitarás el casco, que además de obligatorio podría salvarte la vida en un accidente. Tampoco puedes olvidar el chaleco airbag de motorista, algo que también salva muchas vidas. Y, depende de la estación del año en la que hagas el viaje, por supuesto, ropa adaptada a la climatología.

-Aunque es normal que las empresas tengan planificadas las paradas, los hostales o albergues, dónde vais a comer… asegúrate de hacer una investigación previa y una correcta planificación de la ruta antes de iniciarte en esta maravillosa aventura. Sabemos que normalmente, cuando contratas una empresa que se encargue de estas cosas, lo que deseas es no tener que preocuparte… pero a veces es necesario tomar un poco de precaución, porque nunca sabes lo que puede pasarte en el camino.

-Asegúrate de llevar contigo un kit de emergencias de reparaciones para la moto. Aunque siempre debes llevar dinero extra por si tienes un posible problema técnico con la moto, asegúrate de llevarte un kit de reparaciones por si ocurre algo. De esa forma, podrás hacer reparaciones básicas de emergencia.

 

Ventajas y desventajas del mototurismo

Primero, vayamos con las ventajas:

Conocerás a personas con los mismos gustos que tú. Porque si alguien decide hacer turismo en moto, es porque es evidente que la moto es una de sus aficiones. Eligiendo este tipo de rutas te asegurarás de conocer personas que compartan tus aficiones, que nunca viene mal.

-Otra de las mayores ventajas es que, al hacer mototurismo, ¡tú eres el conductor! Por lo tanto, tú tendrás el control de tu moto, de tu equipo y de los movimientos que realices con ella. A veces, una persona se siente insegura cuando se monta en autobuses para hacer rutas porque les da pánico que conduzca otra persona por lo que pueda pasar. En cambio, al hacer mototurismo tú eres el propio conductor de tu transporte. Esto te otorga dominio, control sobre la velocidad, sobre los adelantados, y sobre todo lo que haya que hacer en carretera. En este tipo de turismo, tú lo controlas todo.

-Cuando llegues a las paradas, tendrás mucha mayor facilidad de aparcar que si fueras en coche. Si bien esto no cambia demasiado si haces rutas preestablecidas en autobús, sí que es cierto que, si creas tus propias rutas en coche y vas a tu aire, puede resultar un problema muy, muy serio. Por lo tanto, una de las grandes ventajas del mototurismo es que los problemas de aparcamiento se desvanecen en el aire.

 

Tras esto, vienen los inconvenientes:

-Por supuesto, uno de los mayores inconvenientes es la gasolina. Con lo caro que está el combustible, hacer un gran viaje con tu propio vehículo supone tener que gastar no solo en alojamiento y comida… sino en gasolina. Y, debido a cómo ha subido su precio estos últimos meses, debe ser algo a tener muy en cuenta.

-Otro gran inconveniente es que la moto es más peligrosa que el coche, y su índice de mortalidad es mucho más elevado. Cuando viajas el coche, estás algo más protegido. Por lo tanto, quizás deberías de pensar también en esto.

-Al ser tú quien conduces, vas a cansarte. No es lo mismo ir sentado en el autobús que tener que tener centrada toda tu atención en la carretera y llevar el control del vehículo. Y mucho más en una moto que en un coche. Conducir tú puede fatigarte y obligarte as parar cada ciertas horas y kilómetros.

 

Piénsalo con calma y decide

Ya sabes lo que es, qué necesitas y qué ventajas y desventajas puede ofrecerte. Ahora, te toca decidir a ti: ¿cómo quieres viajar?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

Noticias relacionadas

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Más leidos

Los reyes de nuestra gastronomía

La dieta mediterránea se caracteriza por ser equilibrada y proporcionar menor propensión a ciertas enfermedades cardiovasculares degenerativas diabetes

El vino español

El vino español tiene una gran relevancia en el ámbito internacional como en el área nacional La tradición

Scroll al inicio