29 abril, 2016

Bodas made in Spain

Bodas made in Spain

El tema de las bodas en España es realmente gracioso porque hemos pasado de hacer celebraciones estilo Sisí Emperatriz donde hasta la familia más humilde se endeudaba hasta las cejas a organizar ahora mismo bodas bajo el lema “hazlo tú mismo”. Últimamente la tendencia en este tipo de eventos tras consigo la simplicidad: está de moda todo lo rústico y vintage y eso significa olvidarnos de faldas tipo “menina” en los vestidos y de salones barrocos donde el tono dorado es el actor principal de la decoración ornamental. Pero ¿significa eso que estamos ahorrando dinero? Pues, en algunos casos sí y en otros no.

Hay parejas que, como decíamos, optan por el “do it yourself” o el “hazlo tú mismo” que es la versión española, así que lo que invierten, más que dinero, es tiempo, pero eso no significa que no se dejen un buen dinero. Por ejemplo, montar una boda en la finca familias o casa de campo implica alquiler de mesas, sillas, mantelería, vajilla, servicio de camareros y catering, e incluso los más sencillos, los que optan por una barbacoa familiar en el jardín se suelen dejar una media de 30 euros por persona, y esos sólo en la contratación de un catering que haga la comida (sin mesas, ni camareros, ni bebida, ni postres). La media (a la baja) en las bodas, ronda los 50 o 60 invitados así que si multiplicamos estaríamos hablando de unos 1500 euros aproximadamente, y eso no es nada, os lo aseguro.

shutterstock_259468832reducida

Un dineral, lo mires por donde lo mires

Ahora pensemos en la pareja que quiere que le sirvan o que no cuenta con una casa de campo familiar donde realizar el evento. Ellos tienen que pensar en el alquiler del espacio o en irse a unos salones de boda o restaurante que organice eventos de esta índole y ya cuente con todo lo necesario. En esos casos el menú asciende a los 100 euros por comensal así que si son 50 invitados hablamos de unos 5.000 euros, así, sin traje, ni peluquería, ni invitaciones, ni regalitos, ni música, ni fotografía, ni luna de miel ni nada de nada. Cinco mil euros sólo en dar de comer a tus 50 invitados… Sinceramente, no me extraña que pongan el número de cuenta en las invitaciones demandando ayuda porque eso es un suicidio económico.

Según la Federación de Usuarios Consumidores Independientes de Madrid, el coste medio de una boda ha bajado hasta los 12.590 euros. Pues bien, quiero recalcar el “ha bajado” porque no me gustaría saber el gasto medio antes de ese descenso. Impresionante.

Y es que cualquier producto o servicio que quieras comprar en el que se añada detrás la coletilla “para bodas” tiene precios desorbitados. Por ejemplo, llamas a un fotógrafo para pedirle un book de dos horas de duración, con un álbum de unas 20 fotografías y el resto en formato digital y te piden alrededor de los 250 euros. Luego llamas al mismo fotógrafo y pides un reportaje de boda de dos horas, con un álbum de fotos de 20 fotografías y el resto en formato digital y te piden 900 euros. Lovely Photo es un estudio de fotografía especializado en bodas que es famoso en Zaragoza por sus precios económicos. Tamara y José, los fundadores del estudio, ofrecen calidad, experiencia, creatividad y profesionalidad en sus servicios y estos tienen un coste muy inferior al de otros fotógrafos. Teniendo en cuenta que ellos obtienen beneficios y les va muy bien ¿me queréis decir cuánto ganan el resto de fotógrafos con una boda? Yo creo que se pasan un poco. ¿O no?