18 marzo, 2019

El cuidado dental es una asignatura pendiente para muchos españoles

El cuidado dental es una asignatura pendiente para muchos españoles

Es cierto que los españoles tenemos bien asumido eso de que la salud es lo primero y que su cuidado es prioritario ante todo lo demás. Pero, ¿hacemos realmente algo para pasar del dicho al hecho? En ocasiones hay que reconocer que hablamos antes de tiempo y de más. En este caso también deberíamos hacer un cierto examen de conciencia, porque tampoco es que apostemos de una manera clara y directa por el hecho de que nuestra salud sea “lo primero”. Aunque sí que es cierto que, poco a poco, vamos mejorando en este sentido.

En lo que a este artículo se refiere, vamos a hablar de la salud dental, una gran olvidada en cuanto hablamos de cuestiones de salud, pero que juega un papel de lo más importante en nuestro bienestar. Un dolor de muelas os puede amargar un día por sí solo, seguro que muchos y muchas lo sabéis y lo habéis padecido en varias ocasiones. Ese dolor es capaz de conseguir que otras zonas del cuerpo, como lo puede ser la cabeza, también manifiesten dolores de lo más molestos. No cabe duda de que esa situación es bastante preocupante.

Un artículo publicado en la página web del diario 20 Minutos hacía hincapié en que España es uno de los países de Europa que cuenta con una mayor cantidad de profesionales en lo que odontología se refiere, pero que, sin embargo, menos demanda tiene de este tipo de trabajadores. Es cuanto menos curioso este aspecto y también preocupante. Los españoles deberíamos ir más al dentista. A causa de no hacerlo, muchos de estos profesionales ya han hecho las maletas a otros países cuya población muestra más interés en cuidar de su salud dental.

Sin embargo, y como apuntábamos más arriba, parece que vamos tomando conciencia acerca del asunto. Una noticia que fue publicada en el portal web Infosalus aseguraba que ya era un 80% de españoles los que acudía a su dentista correspondiente al menos una vez al año. No cabe duda de que es un avance. Pero no podemos perder la perspectiva. Acudir al dentista una vez al año puede no ser suficiente. De hecho, es un mínimo. No tendríamos que conformarnos con ello. Tenemos que seguir mejorando las estadísticas.

Los españoles tenemos que poner más empeño en el cuidado de nuestros dientes y en cuanto al número de veces que acudimos al dentista cada año. Aunque, como nos han contado recientemente desde la Clínica Dental Equipo de la Torre, cada vez son más las personas que acuden al dentista en busca de soluciones para sus problemas dentales, está claro que acudir más de una vez aumentaría las posibilidades de encontrar soluciones a dichos problemas y tratamientos que se ajustaran a nuestras necesidades. Para mejorar la calidad de los dientes de los españoles, esto es imprescindible.

La prevención vale su peso en oro

Algunos quizás os preguntéis por qué hemos de ir al menos una vez al año al dentista si os sentís bien con vuestros dientes y os los soléis cepillar con una regularidad de tres veces al día, lo indicado por buena parte de los profesionales del sector. La respuesta es bastante sencilla: acudiendo al menos una vez al año al dentista podéis prevenir algún tipo de dolencia o enfermedad, haciendo que de este modo tengáis la posibilidad de ahorraos dinero (tened en cuenta que, en el momento en el que ya necesitáis hacer algo, como un empaste o una ortodoncia, el precio crece).

Está más que demostrado que, si acudimos al menos dos veces al dentista al año, la capacidad de prevención será mucho mayor que si solo vamos a la consulta cuando nos duele algo. El problema de los españoles es que siempre esperamos a que pase lo segundo. Es necesario un cambio de mentalidad en ese sentido. Tenemos que ser capaces de encontrar una manera de conseguirlo. Nuestra salud dental vale más de lo que muchos y muchas pensamos y cuidarla es un requisito fundamental para hacer de nuestra vida algo mucho más cómodo, mucho mejor.

Es evidente que la consecución de una mejora en las cifras de asistencia al dentista no es algo que vayamos a conseguir mañana. Se trata de una labor de concienciación que lleva tiempo y también dinero (sería necesario invertir en una buena campaña publicitaria). Desde luego, estamos convencidos de que muchos vais a ver mejorada vuestra salud de una manera importante y que vais a agradecer haber leído esto. Cuidar de nuestros dientes no es un capricho ni una opción. Es, con todas las de la ley, una auténtica necesidad.