20 junio, 2019

El sector sanitario español sigue sumando denuncias

El sector sanitario español sigue sumando denuncias

El sector sanitario está por primera vez en la historia en el primer puesto en la lista de reclamaciones de FACUA, por delante de las telecomunicaciones y la banca. Idental ha protagonizado el último escándalo y tras su cierre, la Organización Colegial ha hecho una llamada, tanto al Gobierno, como a las comunidades autónomas, para que apliquen la Ley de Sociedades Profesionales y poder así, aprobar una ley de publicidad sanitaria que evite que casos como el de iDental vuelvan a repertirse.

Idental, una de tantas clínicas dentales en las que se cometen abusos

El presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro Reino ha hecho las siguientes declaraciones al respecto: “Este tipo de clínicas corporativas, catalogadas como sociedades de intermediación con estructuras mercantiles complejas se escapan al control deontológico de los colegios oficiales de odontólogos y estomatólogos”.

Si quieres más info acerca de esta noticia y otras relacionadas con el mundo de la odontología, puedes visitar la página web del Consejo General de Dentistas de España, el portal de la Odontología y la Estomatología, y un lugar para que los profesionales y los ciudadanos puedan obtener toda la información necesaria acerca de la salud buco dental, así como la relativa a todas las novedades del sector.

El Consejo, fue creado en el año 1930 y trabaja de forma independiente por la calidad de los servicios odontológicos, el cumplimiento de la ley, así como para la promoción de unos principios éticos y deontológicos en el sector, para evitar, siempre que esté en su mano, casos como los que iDental y otras clínicas actuales, de dudosa profesionalidad, han venido protagonizando hasta ahora. Por eso, una de sus principales misiones es la protección y defensa de los derechos de la ciudadanía, trabajando cada día, para que todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas, tengan acceso a una atención odontológica de calidad, segura y asequible. Para conseguir sus objetivos, el Consejo, ha puesto en marcha distintas campañas e iniciativas dirigidas a la promoción de la salud bucodental, así como para fomentar hábitos higiene y alimenticios adecuados, a fin de prevenir las enfermedades de dientes y encías, las cuales constituyen a día de hoy un serio problema de salud pública a nivel mundial, y que afecta principalmente a los países menos desarrollados y a las zonas rurales, debido a la falta de acceso a un sistema de salud de calidad.

La solución que propone el Consejo

No cabe ninguna duda, dice el presidente del consejo, todo esto se evitaría si se aplicase la Ley 2/2007, de Sociedades Profesionales, cosa que, a día de hoy, desgraciadamente no ocurre. Según esta ley, que repito, no se aplica, las Organizaciones Colegiales podrían castigar aquellas conductas que se aparten del código deontológico y todas esas clínicas que trabajan sin que sus profesionales estén colegiados, algo que es obligatorio para el desempeño de ciertas actividades. De esta forma, los profesionales del sector, se asegurarán de que solo los colegiados puedan desempeñarlas.

El Dr. Óscar Castro Reino, recuerda que en la actualidad, las Organizaciones Colegiales no pueden controlar las irregularidades que se dan en los distintos centros, y por lo tanto, no pueden garantizar una atención segura y de calidad a la población, que otra vez más, se ve desprotegida por la ley, o en este caso, por no aplicarla. Son las Consejerías de Sanidad o sus Departamentos de Inspección las que autorizan la apertura de estas clínicas, las que se encargan del control y la inspección. A este respecto, el director del Consejo pide colaboración y control por parte de la Administración Pública.

Lo único que pueden hacer las Organizaciones Colegiales es denunciar todas las irregularidades cometidas en las clínicas dentales del país, como han hecho ahora en el caso iDental.

Todavía queda aprobar una ley de publicidad sanitaria a fin de que la ciudadanía puedan tener acceso a un información rigurosa, sin engaños, que en lugar de promover el consumo, se dirija a la promoción de la salud, en base a unos valores éticos y al código deontológico.

Mientras no se tomen estas medidas, la población seguirá desprotegida. Es hora de que los gobiernos de todas las comunidades tomen medidas. Con la salud no se juega.