3 agosto, 2020

La protección de la terraza o balcón de los rayos solares

La protección de la terraza o balcón de los rayos solares

En el litoral mediterráneo tenemos un clima muy bueno, donde los inviernos tienen temperaturas bastante suaves, siendo complicado que haya heladas, y donde las lluvias suelen aparecer en estaciones como primavera y otoño.

Uno de los fenómenos más habituales en esta zona mediterránea suele suceder cuando llega la estación otoñal, la famosa gota fría, que consiste básicamente en un frente que viene cargado con aire realmente frío y que circula a elevada altura, el cual choca con otro frente que se compone de aire cálido y húmedo, el cual termina provocando que existan unas tormentas de gran intensidad y de escasa duración, que se suelen producir en zonas concretas.

En la época veraniega, en esta zona el calor impera, siendo secos, algo que junto a sus buenas playas, han terminado ocasionando que sea de las zonas en las que hay una mayor demanda cuando se piensa en disfrutar de unas vacaciones o para que tengamos nuestra segunda residencia.

Se dispone al año de multitud de horas de sol, por lo que para sacar provecho de las horas de luz y el clima, los edificios suelen tener terrazas de lo más amplias y balcones, donde en verano será necesaria la colocación de una serie de protecciones solares para protegerse y así poder evitar los excesos de radiaciones solares.

Desde Rolltec, una empresa alicantina especialista en producir, vender e instalar toldos, persianas y carpinterías de aluminio, creen que cada vez hay una mayor concienciación de la necesidad de protegernos de los rayos del sol, detrás de los que puede haber enfermedades en muchos casos. Cuando se tiene en mente la instalación de un toldo, hay que pensar en profesionales como los de Rolltec para hacerlo realidad, pues de lo contrario se puede llegar a tener un accidente que derive del trabajo en altura. Este riesgo, pasa a ser desgracia realidad, pues todos los años hay heridos o fallecimientos de personas al caer desde balcones mientras se estaba instalando un toldo, por lo que siempre es mejor que los profesionales que de verdad saben instalar bien un toldo y cumplen con lo establecido en materia de seguridad por las administraciones lo lleven a cabo.

Vamos a ver algunas de las clases de toldos existentes:

Brazos

El sistema clásico, aunque tiene como límite los dos metros de longitus del brazo, donde todo dependerá de la altura en la que podamos colocar el enrollador de la lona. Si se quiere proceder a la cobertura de superficies más importantes, es necesario optar por los toldos de brazos invisibles, los cuales se pueden recoger de manera horizontal, lo que ayuda a que la lona tenga una distancia mayor.

Capotas

Una opción de lo más indicada para las ventanas, donde se recogen y extienden a modo de bisagras, existiendo también la posibilidad de instalarlos fijos.

Cofres

Este sistema de protección proporciona una duración mayor a las lonas, pues el sistema de cofre ayuda a ocultar y proteger la lona y los brazos cuando quedan recogidos.

Romano

Son deslizados mediante alambres que tienen que ir tensados desde ambos extremos, por lo que este modelo precisa de que haya dos paredes paralelas.

Vertical

Se usa por lo general a la hora de cerrar galerías y balcones, puesto que como su propio nombre indica solo cuenta con un movimiento vertical, donde la lona que se usa es posible que sea cerrada, perforada o transparente.

¿Qué es lo que hay que pensar cuando se debe elegir un toldo?

Vamos a ver todo lo que hay que tener en cuenta:

Calidad que tendrá la lona

Sin duda, la principal función del toldo es la protección de la radiación del sol. Por este motivo la lona tendrá que contar con la capacidad para el bloqueo de la práctica totalidad de los rayos del sol, de tal forma que se evite la sensación de calor y pueda estar regulada la temperatura en cuestión.

Color

Si el color de la tela es más oscuro, mayores van a ser los rayos filtrados, así como la protección frente a la intensidad de la luz solar, lo que producirá una oscuridad y frescor mayor en la zona.

La densidad de la lona

Cuando se tiene un alona con un tejido de densidad importante, habrá una absorción mayor por parte de los rayos de sol, lo que cual hará que se reduzca el reflejo de los mismos, evitando que se produzcan deslumbramientos y aumento de calor.

Los toldos son importantes y por el momento, son la mejor y más práctica alternativa de protección para terrazas y balcones de los rayos solares, así que si tienes un negocio  no dudes en instalarlos, pues merece la pena.