11 marzo, 2016

Siguiente destino, Córdoba

Siguiente destino, Córdoba

Cuando tengo tiempo, y ahorros, hago escapaditas a muchas partes de España. Ya llega un punto que cojo el mapa, cierro los ojos, y dejo el dedo caer, y donde caiga, ahí que me voy. El último viaje fue a Córdoba, no me canso nunca de viajar a Andalucía…tiene tantísimo que ofrecer… Una de las cosas que primero fuimos a visitar fue el Palacio de Viana, un palacio que muestra perfectamente, cómo eran las casas solariegas de la nobleza cordobesa. No os quiero contar mucho acerca de este fantástico sitio porque quiero que lo conozcáis, es un sitio que quizás no es tan conocido por los turistas, lo primero que se te viene a la cabeza cuando mencionas Córdoba, es la catedral-mezquita ¿verdad?.

Por eso quiero daros a conocer esta valiosa joya si es que no la conocéis, para que visitéis sus patios y lo que su historia esconde. La verdad, es que quedamos fascinados cuando fuimos, a nosotros nos lo recomendó la señora a la que alquilamos el apartamento, nos dijo que no nos lo perdiéramos, y aunque ya teníamos la agenda de las excursiones organizada, decidimos ir allí en primer lugar. Y qué bien hicimos.

LO QUE CÓRDOBA OFRECE

fewrfffffreducida

Córdoba es una ciudad que esconde mucho encanto, y es una de esas ciudades que tienes que visitarla dos veces en el mismo día si se puede… una vez de día, y otra de noche. Porque de noche tiene otra esencia que ofrecer… como muchas otras ciudades. Aprovechad la ocasión si vais a Córdoba y hacedme caso, visitarla también de noche aunque estéis cansados de andar y andar. El cansancio merece la pena después de visitar un sitio tan maravilloso. Y yo soy de esas personas que luego tiene agujetas muchos días después de acabar un viaje, pero es que es como os acabo de decir, me merece la pena, porque eso significa que he andado mucho y he visto muchas cosas. Que es lo que quiero y lo que me gusta. Aunque luego esté cansada en el trabajo.

Si sois de los míos, de los que os gustan así las escapaditas, aprovechad cualquier ocasión que tengáis siempre que el monedero os lo permita, porque organizando bien las cosas, se viaja mucho. Yo es que muchas veces prefiero irme dos días de golpe, que séis de relajación. Además que luego echo mucho de menos mi cama y mi baño…mis cosas.

Volvamos a Córdoba y todo lo que nos puede ofrecer, después de este palacio, visitar la catedral-mezquita ( y ya decidís si está mejor que lo llamemos catedral o mezquita, que hay mucha, pero que mucha controversia por el tema), el puente romano más famoso que tiene, os aconsejo que visitéis el Alcázar de los Reyes Cristianos, que paséis la tarde viéndolo, tiene unos patios, unas fuentes…magníficas. Mientras vayáis recorriendo las calles de Córdoba para ir de un sitio a otro, os recomiendo que vayáis viendo los patios, son algo digno de admirar de verdad.

También tenéis muchos conventos que ver para quienes os guste visitarlos, fuentes y jardines por toda la ciudad, varias puertas y murallas que rodean la ciudad…

Para aquellos que os gusten los museos, tenéis varios repartidos por la ciudad, ya esto depende del tipo de museo que os guste visitar y del tiempo que vayáis a Córdoba, a lo mejor si vais dos días no os merece tanto la pena visitarlos. Ya depende de cada uno.