28 febrero, 2016

Tipos de empresas que en España triunfan y tendrán éxito siempre

Tipos de empresas que en España triunfan y tendrán éxito siempre
  1. Una de las tradiciones de nuestro país es tener una casa. Allá donde en otros países, especialmente del norte de Europa, no tienen problemas para vivir de alquiler, en España la costumbre es comprar y parece que da una cierta seguridad a los propietarios el hecho de que ese techo sea suyo y se lo puedan dejar también como herencia a sus descendientes. Es por esto que todo lo relacionado con la decoración de la vivienda, las reformas de la misma o la mueblería siempre triunfan en nuestro país. De hecho, tiendas como Ikea están llenas de gente aunque vayas un lunes por la mañana y temprano. Los fines de semana es mejor ni pisarlas. Pues bien, todas las empresas que montemos alrededor de este sector, como es el caso de la exitosa compañía de transporte de muebles Mediterráneo Expres, siempre van a triunfar.
  2. Otro de los negocios que en España siempre tienen auge son los relacionados con la hostelería, la restauración… El nuestro es un país de gente a la que, quizás atraída por el buen clima, especialmente en el sur y en la zona del Mediterráneo, le gusta socializar, reunirse alrededor de unas cañas en la barra de un bar o en una mesa de una terraza con una buena paella en medio. Así entendemos el ocio, juntándonos con nuestros amigos para reír y charlar y también para disfrutar de la gastronomía. Esto no es Inglaterra, donde la gente come de sándwich, aquí tenemos platos estupendos que son casi una celebración. Es por esto que si trabajamos bien un establecimiento de este tipo, cuidando lo que servimos, la limpieza del mismo y la atención que damos, en España lo encontraremos siempre lleno de gente.
  3. Una empresa que siempre tirará en España es aquella que tenga que ver con la asesoría tanto para negocios como para particulares. Aquí hacer un papel o solicitar una documentación se vuelve muchas veces una tarea complicadísima que no somos capaces de hacer por nuestra cuenta. La declaración de la renta es un infierno para rellenar si no nos queremos quedar con el modelo o borrador de Hacienda y queremos añadir aquello que la decante en nuestro favor. Los autónomos también deben entregar miles de modelos de documentos a lo largo del año y coleccionar facturas para luego hacer difíciles compensaciones de IVA. Incluso si heredamos un piso de nuestros padres debemos pagar por él al Estado y también por los cambios de titularidad… Hay tantas gestiones que controlar el proceso de todas ellas si no entendemos de esto, como le pasa a la mayoría de la población, es imposible y requiere de un profesional o de un gestor especializado.
  4. En España también nos gusta presumir. De hecho, una de las mayores diferencias entre las mujeres españolas y las nórdicas, según se cuenta, es que por la zona de Alemania y más arriba, por ejemplo, ni siquiera se depilan las piernas o las axilas. Aquí esto no va a así, el físico vende mucho y es importante. Además de que nos gusta mucho cuidarnos, que es una costumbre de lo más saludable. Es por esto que montar tanto una peluquería como un centro de belleza suele funcionar la mar de bien en nuestro país. Actualizándonos y yendo con los nuevos tiempos, podemos ir directamente a abrir un centro de depilación por láser, ya que se están generalizando mucho y los precios son cada vez más bajos.
  5. Una librería siempre funciona. Os digan lo que os digan de que la gente ya no lee, que si es una costumbre que ya no tira entre los jóvenes, que si han aparecido los libros electrónicos y ya no se venden los volúmenes en papel… Ni caso. En España se sigue leyendo, y de hecho, bastante. Los libros electrónicos no están funcionando, ya han llegado a su techo y de ahí parece que no tienen más salida, y la gente que leía antes lo seguirá haciendo siempre, porque es una tradición o una afición que no se pierde. Lo que realmente hace falta es escoger buenos volúmenes para vender, libros que realmente sean interesantes y enganchen a la gente, como sucedió con la saga Millenium, de Stieg Larsson.

shutterstock_261055046reducida